Instrumentos para la elaboración de hiervas medicinales

Si usted utiliza hiervas medicinales frescas, se recomienda utilizarlas trozadas. En ese caso, una simple tabla de cocina y un cuchillo de picar carne le servirán perfectamente. Este mismo consejo es válido para el caso de raíces secas, que también pueden ser contundidas o machacadas ligeramente en un mortero, sin llegar con ello a molerlas. En el caso de hojas, flores o tallos tiernos que hayan sido previamente secados, es recomendable reducirlos a polvo antes de su uso.

Para esta operación es imprescindible un mortero, que debe ser preferentemente de porcelana, madera o vidrio (evite, en la medida de lo posible, el uso de mortero de metal, ya que algunas especies vegetales contienen alimentos que pueden reaccionar con éste, formando algunas sales que, sin ser necesariamente nocivas, pueden alterar los preparados o anular el efecto buscado).

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario