Los ajos para prevenir la infección

Los ajos, por su parte, tienen una poderosa acción antiséptica que actúa previniendo la infección y el desarrollo de las bacterias nocivas en el intestino y el estómago. Por lo tanto, es bueno consumirlo en forma regular con las comidas como tónico general. Antes de utilizar cualquiera de estos dos antibióticos naturales es indispensable tener un claro diagnóstico médico, ya que las dolencias estomacales no siempre están causadas por los microorganismo que combaten estos productos. Comer un diente de ajo tres veces al día. Debe estar pelado y, si es posible, cortado en trozos pequeños. Siempre recuerde partirlo al medio y quitarle su tallito verde, ya que resulta muy indigesto. Si rechaza el ajo crudo, las cápsulas son una buena alternativa. Por más información visite Plantas medicinales.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario