La infusion de melisa

Ingredientes: 1 cdita de melisa, 1 edita de orégano, 1 cidta de espino albar, 1 taza de agua. Preparación y dosis: cuando el agua rompa el hervor, añadir las plantas indicadas. Tapar el recipiente, apagar el fuego y dejar reposar durante cinco minutos. Filtrar y endulzar. Tomar una taza bien caliente por la noche, antes de acostarse. Es importante que el recipiente sea bien tapado y que, antes de filtrar la infusión, aproveche también las

gotitas condensadas debajo de la tapa, ya que el efecto sedante de la melisa (también conocido como toronjil), responde principalmente a los aceites esenciales de la misma. Estos aceites suelen desprenderse con gran rapidez al entrar en contacto con el agua hirviendo. Si el recipiente no fuera tapado al hervir, dichos principios activos se perderían evaporados. La melisa es recomendable también para calmar chicos inquietos, dándoles un baño de inmersión donde se haya diluido una buena cantidad de infusión de la planta.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario