Malva

MALVA: las flores de malva dan una infusión muy calmante y refrescante para pieles finas e irritables. También pueden emplearse las raíces tiernas, bien lavadas, cortando trozos finos de 50 a 60 gr para un litro de agua y preparando una infusión que se pulverizará sobre toda la epidermis irritada (eritemas solares, por ejemplo). Debido a su gran poder emoliente y antiinflamatorio, la malva se recomienda especialmente, empleada en compresas tibias o frías y asociadas con la manzanilla.

Etiquetas: ,

Deja un comentario