Yerba del Sapo para combatir el colesterol

A finales de la década del 70, lasautoridades de la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh), México, explicaron a sus investigadores que tendrían que buscar la manera de financiar sus estudios, debido a los recortes presupuéstales a los que fue sometida esa institución. Ante esa situación, el Programa de Plantas Medicinales del Departamento de Fitotecnia decidió crear una pequeña empresa para comercializar hierbas y desarrolló una serie de tisanas para las enfermedades con mayor incidencia.

No podían abandonar sus trabajos. Desde los años 60 estaban abocados a la búsqueda de plantas que disminuyeran el colesterol y las investigaciones se encontraban muy avanzadas. A lo largo de esos años registraron 156 hierbas que las comunidades utilizaban para los problemas circulatorios. En el semiárido municipio de Doctor Mora, Guanajuato, descubrieron la yerba del sapo -así la nombran los indígenas-, cuyo nombre científico es Eryngium heterophyllum.

Etiquetas: ,

2 comentarios para “Yerba del Sapo para combatir el colesterol”

  1. anonimo abusadito dice:

    mmm… creo que nunca voy a poder uar esa planta, si entre sus contraindicaciones está la falta de presupuesto…. ¿Qué tiene que ver este rollo, con las contraindicaciones?
    Por favor revisen su página, y no copien textos de otros sitios, uno pierde mucho el tiempo buscando en internet para encontrar lo mismo en cientos de páginas clonadas.
    Al menos pongan la liga a la fuente.
    Evidentemente lo hacen de buena intensión, no se trata de un plagio. Pero pónganse en el lugar del que está buscando información sobre esta hierba y en todas las ligas que encuentra google, aparece una copia de la página de Erik Estrada.

    Sería mejor que buscaran varias fuentes y comentaran y calificaran la información de cada sitio. Eso sería más serio y útil.

  2. anonimo abusadito dice:

    Ya encotré información sobre las contraindicaciones.
    En esta liga hay un reportaje con el grupo de medicina herbolaria de la Universidad de Chapingo:

Deja un comentario