Remolacha roja para el cáncer cervical

Roja, prieta, de sabor dulce y agradable, esta raíz ha ocupado durante mucho tiempo un papel accesorio en la cocina como elemento integrante de ensaladas. En 1994, un estudio realizado por Investigadores alemanes sobre más de 60 frutas y hortalizas encontró que la remolacha contiene algunos de los más poderosos agentes anticáncer. Uno de ellos es un antioxidante llamado betacianina, que le da su característico color. Sus pigmentos, que pueden evitar el crecimiento de las bacterias, son también sensibles al pH, razón por la que unas gotas de limón o vinagre son capaces de avivar su color. En conserva, las remolachas mantienen sus azúcares, pero frescas proporcionan una gran cantidad de folatos, que protegen contra el cáncer cervical y de colon.

Etiquetas:

Deja un comentario