Semilla de girasol para eliminar las toxinas

Semilla de girasol.
Las semillas de girasol contienen pectina, que ayuda a desintoxicarse y aumenta la capacidad del cuerpo para expulsar los metales pesados que ha absorbido. La ingesta de semillas de girasol y de aceite de girasol fortalece la visión y reduce la sensibilidad a la luz. Las semillas de girasol peladas y no saladas enriquecen muchos platos que se benefician con su sabor dulzón similar al de las nueces. Las ensaladas verdes y los arroces se engalanan con el sabor de las semillas de girasol.

Van muy bien también con los panes y las galletas. Al tostarlas se incrementa su sabor y conservan todavía su contenido en vitamina E. Conviene limitar su cocción a uno o dos minutos y hacerlo a fuego lento, para evitar que puedan estropearse sus ácidos grasos esenciales. Para que conserven su riqueza en vitamina E y proteínas, deben guardarse en un recipiente hermético, conservarse en un lugar fresco y oscuro, y consumirse rápidamente.

Etiquetas:

Deja un comentario