La cebolla eficaz protección contra las infecciones

Originaria de Persia, la cebolla ha sido a lo largo de la historia una de las plantas comestibles más conocidas y apreciadas, gozando de una merecida fama como producto alimenticio y, también, por sus poderes terapéuticos.
Entre los beneficios que su consumo aporta a nuestra salud, podemos citar:
■ Aumenta las defensas.
Muchas de las acciones terapéuticas de la cebolla son equivalentes a las que produce el ajo (otro importante antibiótico natural), especialmente en lo que se refiere a estimular el apetito y a favorecer la digestión. Cuando los principios activos de la cebolla llegan a la sangre, actúan como un verdadero amplificador del sistema inmunológico, fortaleciéndolo contra las posibles infecciones.
■ Es efectiva contra los resfríos Gracias a que los sulfóxidos de la cebolla se eliminan por el aliento, se la ha utilizado tradicionalmente como remedio para aliviar los resfríos y la bronquitis.
■ Protege los huesos.
Su contenido en calcio y fósforo es de gran importancia para el buen mantenimiento de los huesos.
■ Tiene un efecto beneficioso sobre la piel.
Su riqueza en potasio la hace prevenir trastornos de la epidermis. En cosmética se aplica para hacer desaparecer manchas de la piel.
■ Es un poderoso antibiótico natural.
La cebolla tiene propiedades antibióticas naturales, las que le permiten combatir con éxito los resfríos y las infecciones gástricas.
■ Ayuda a conciliar el sueño.
Al actuar como tranquilizante sobre el sistema nervioso y relajante, su consumo en la cena favorece un sueño tranquilo y reparador.
■ Posee compuestos específicos que son semejantes a ciertas hormonas sexuales femeninas
Es por esta razón que estimula las funciones de los ovarios. Se recomienda el caldo de cebollas para regularizar los ciclos menstruales y para aliviar las menstruaciones dolorosas.

Etiquetas:

Deja un comentario