Para el cuidado de la vista

Hervir medio litro de agua con media cucharadita de miel, revolviendo de vez en cuando. Dejar enfriar la preparación y empapar una gasa con ella que se ubicará sobre un ojo por dos o tres minutos. A continuación realizar el mismo procedimiento en el otro ojo. Este remedio reduce notablemente el cansancio de la vista.

Etiquetas:

Deja un comentario