Para la presión alta

Consumir una porción de apio al día, distribuida en las discintas comidas. El apio limpia la sangre, reduce el nivel de colesterol y es muy eficaz para disminuir la hipertensión.
También es recomendable incluir un diente de ajo en nuestra dieta diaria ya que el ajo tiene efectos vasodilatadores y ayuda a bajar los niveles de glucosa y colesterol en la sangre, lo que mejora notoriamente las cifras de la presión arterial.

Etiquetas:

Deja un comentario