Para la próstata

Cocinar en fuego bajo 150 gr. de semillas de calabaza sin pelar en un litro de agua por veinte minutos. Dejar que se enfríe y volcar la preparación en una botella, colándola previamente. Beber medio vaso tres veces al día o cuando se sienta alguna molestia. Siempre agitar antes de consumir. El alto contenido de zinc de las semillas es el responsable del efecto beneficioso contra el problema.

Etiquetas:

Deja un comentario