Para las caries

Una vez por semana, lavarse los dientes con un cepillo dental al que se ha colocado un poco de bicarbonato. Hay que cepillarse muy bien por diez minutos. Luego enjaguarse la boca con agua fría y frotarse los dientes con una rodaja de limón, lo que aumenta el depósito de calcio.

Etiquetas:

Deja un comentario