La preparación de las hierbas medicinales

Estimulan los tejidos y órganos a través de la piel. Se utilizan en heridas y contusiones. En este último caso se recomiendan las compresas frías. Para hacerlas es necesario preparar un té por infusión o decocción en una proporción de una a dos cucharadas por cada 200 o 300 mi de agua. Humedecer en el té un paño de algodón, escurrir y aplicar 1 a 3 veces por día.

Etiquetas:

Deja un comentario