Paulina cupana: El elixir del Amazonas

Paulina cupana es la denominación científica del guaraná, una planta que fue descubierta “oficialmente” en el Brasil en el siglo XVII, en las misiones jesuíticas, pero que los pueblos originarios de la región la utilizaban desde mucho tiempo atrás.
Las tribus de esa zona amazónica eran reconocidas por su fortaleza a las enfermedades, su resistencia física y su capacidad de vivir muchos años.
El primer registro escrito sobre el guaraná apareció en 1664, en los diarios de conquista del padre Bettendorf, uno de los jesuitas que estableció su misión donde vivían los andiraces, una tribu típica del lugar: “hay un arbusto que produce un pequeño fruto que ellos llaman guaraná: lo secan, lo muelen y le dan forma de unas bolas que ellos atesoran tanto como los hombres blancos cuidan su oro. Les da tanto poder, que cuando van de caza por un día entero no sienten hambre. Además de esto, baja la fiebre y mejora los dolores musculares y de cabeza”.

Etiquetas:

Deja un comentario