Archivo de la categoría ‘abedules’

El abedul

Miércoles, 11 de mayo de 2011

Árbol de altura variable. Según los lugares donde crece su tamaño el abedul puede variar desde un simple arbusto o llegar hasta 15 metros. Es bastante parecido al álamo blanco con el cual se confunde fácilmente. Tiene ramas rectas y hojas semejantes a la del álamo, pero más pequeñas y de un sabor amargo. De este árbol se puede aprovechar la corteza (a razón de 60 gramos por litro de agua) sirve para lavar las llagas y las heridas para acelerar su cicatrización.

Preparando un cocimiento de 50 gramos de hojas por litro de agua se obtiene un té de propiedades febrífugas (para gripes y resfríos) que se puede tomar entre dos o cuatro veces por día. Este té también tiene propiedades diuréticas por lo que es aconsejable en casos de problemas reumáticos. Otra forma de usar la corteza es en forma de tintura según la siguiente receta. Hirviendo 100 gramos de hojas en un litro de agua y dejando reducir hasta la mitad, se obtiene un excelente gargarismo para enfermedades y ulceraciones de boca y garganta.

Abedules

Domingo, 6 de septiembre de 2009

Propiedades curativas. Las hojas desecadas al sol y las yemas tienen virtudes diuréticas, sudoríficas y febrífugas. Se emplean en forma de infusión: de 20 a 50 g en un litro de agua. Para obtenerla, cubrir el recipiente, dejar enfriar y cuando la temperatura ha llegado a 40° aproximadamente, se añade un gramo de bicarbonato sódico. Dejar en maceración 6 ó 7 horas y colar.