Archivo de la categoría ‘Aloe’

Aloe para la faringitis

Jueves, 9 de mayo de 2013

Inflamación de la mucosa faríngea, con escasa o nula participación del tejido linfoide de la misma. Puede ser aguda o crónica.
La faringitis aguda suele acompañarse de infecciones de las vías respiratorias superiores o constituir el inicio de dichas patologías.
SINTOMATOLÓGICO.
Jugo de Aloe-manzana, 90 ml/día en 2 tomas.
Vitamina C, 2 comprimidos cada 6 horas.
Propóleos de abeja, 1 comprimido cada 6 horas.

Jugo de aloe para la sinusitis

Martes, 7 de mayo de 2013

Dolor en una o ambas mejillas, en casos de sinusitis maxilar.
Dolor en la frente uni o bilateral, en casos de sinusitis frontal.
Pesadez supra orbitaria.
Congestión nasal y exudado de moco purulento.
Visión borrosa.
El dolor se puede irradiar al oído, a la sien y a la parte inferior-posterior de la cabeza. Este síntoma puede tener una intensidad de moderada a severa y es característico del mismo que varíe durante el día y con los cambios de posición de la cabeza; en el 50% de los casos se acompaña de fiebre. La evolución es corta y cede en pocos días luego del tratamiento.
SINTOMATOLÓGICO.
Jugo de Aloe, 90 ml/día en 2 tomás.
Ajo, 1 comprimido cada 6 horas. Vitamina C, 2 comprimidos cada 6 horas.
Propóleos de abeja, 1 comprimido cada 6 horas.
A nivel local aplicaciones de Crema caliente de Aloe para calmar el dolor.

Aloe para la rinitis aguda

Viernes, 3 de mayo de 2013

Se caracteriza por presentar un cuadro similar a la faringo-laringitis, con rinitis inicial, ronquera y tos. La enfermedad dura de 3 a 7 días, pero si le sigue un cuadro gripal o una rinitis aguda, su duración es mayor. Con frecuencia se asocia a la rinitis, faringitis, conjuntivitis, ocasionando mayor cantidad de síntomas respiratorios (voz ronca y tos).
SINTOMATOLÓGICO.
Jugo de Aloe-manzana, 120 ml/día en 2 tomas.
Vitamina C, 2 comprimidos cada 6 horas.
Propóleos de abeja, 1 comprimido cada 12 horas.
Té de Aloe, en infusiones calientes, agregando cucharadas de miel de abeja.

Jugo de Aloe para estreñimiento simple

Miércoles, 1 de mayo de 2013

Es la alteración en el ritmo y la frecuencia en las evacuaciones de las heces (materia fecal). El tamaño de estas y su dureza no son diagnósticos de estreñimiento.
La mayoría de los adultos normales experimentan breves episodios de estreñimiento cuando alteran sus hábitos normales, como la dieta, cambios de domicilio o en episodios de estrés, entre otros.
La defecación normal es variable para cada individuo, pero sus características principales son que sea indolora y con una frecuencia entre 4 a 6 veces en la semana. Por lo tanto, para hablar de estreñimiento se debe tomar un período de dos semanas en las cuales el individuo no tenga ninguna deposición y en ausencia de fármacos que desencadenen dicho trastorno.

SINTOMATOLÓGICO.
Jugo de Aloe, 160 ml/día, dosis que se ajustará según la evolución. Superado el cuadro actual se indicará una dosis de mantenimiento de 60 ml/día en 2 tomas.
Té de Aloe, 2 litros al día.

Aloe vera para la ulcera gastroduodenal

Lunes, 29 de abril de 2013

La úlcera es un defecto de la mucosa gastroduodenal (perdida de sustancia). Suelen presentarse en el estómago, píloro o bulbo duodenal; con menor frecuencia se ven también en las primeras porciones del duodeno.
Pueden ser únicas o múltiples y penetran hasta la capa muscular de la mucosa.
Predomina en varones entre los 30 a 50 años.

SINTOMATOLÓGICO.
Jugo de Aloe, 120 ml/día en 2 tomas. Comenzar con pequeñas cantidades y, según tolerancia, ir aumentando progresivamente hasta llegara la dosis indicada. Controlados los empujes disminuir la dosis hasta llegar a la de mantenimiento: 60 ml/ día en 2 tomas.
Vitaminas A y E, 1 comprimido cada 12 horas.
Té de Aloe, en infusiones frías 3 litros al día.
Propóleos de abeja, 1 comprimido cada 12 horas.

Aloe para etiopatogenia

Sábado, 27 de abril de 2013

Pueden ser asintomáticas y su hallazgo es por exámenes complementarios.
Los síntomas suelen aparecer con la ingesta de fármacos, como, por ejemplo: AAS (ácido acetil salicílico), analgésicos, antirreumáticos, indometacina, cortiso-na, etanol (alcohol), sales biliares y pancreáticas, y principalmente estrés.
La gastritis y la duodenitis se explican por la combinación de los factores anteriormente mencionados (irritantes déla mucosa gástrica).
Una vez que la barrera gástrica está alterada, el aumento de la difusión acida hacia la mucosa causa la destrucción hística (celular). Esto se ve principalmente en gastritis agudas, las cuales pueden ser de tipo inflamatorio o erosivo.
La gastritis crónica es una inflamación reiterada de la mucosa gástrica, que puede ser autónoma, la más frecuente; o ser parte de otras afecciones gástricas (cáncer gástrico). La importancia en este tipo de gastritis está dada porque se produce una destrucción de las células parietales de la mucosa gástrica, la cual genera en algunos casos anemia (perniciosa), por mala absorción de vitamina B12 y de hierro.

SINTOMATOLÓGlCO.
Jugo de Aloe-durazno, 90 ml/día, fraccionados en 4 tomas. Comenzar con pequeñas cdas. de té e ir aumentando,
hasta llegar a la dosis indicada.
Propóleos de abeja, 2 comprimidos al día (1 con el almuerzo y otro en la cena).
Vitaminas A y E, 1 comprimido cada 12 horas.
Multiminerales, 1 comprimido/día.
Té de Aloe, 2 litros al día en infusiones frías.

Aloe y su cuadro clínico

Miércoles, 3 de abril de 2013

Síntomas:
– Pirosis: Es la regurgitación del contenido gástrico hacia el esófago. Se manifiesta por ardor retroesternal, el cual puede llegar hasta la faringe y boca. Este síntoma tiene una intensidad variable, es muy característico cuando el paciente come mucho y durante la noche, debido a la posición al dormir. También se presenta con la ingesta de chocolate, grasas, tomate, café y alcohol.
– Odinofagia (dolor al tragar): Suele aparecer luego de ingerir alimentos líquidos o sólidos, entre 5 a 8 segundos luego de la ingesta. Esto puede desencadenar un espasmo esofágico, el cual puede ser de intensidad variable y acompañarse de intenso dolor.
– Dolor retro esternal: Se manifiesta por un dolor espontáneo que muchas veces se confunde con dolores de otro origen (etiología), ya que puede irradiarse a cuello, hombros, brazos y epigastrio. Es aquí donde se debe hacer un diagnóstico diferencial con otras enfermedades.
– Disfagiar. Es característico del reflujo, y se produce cuando el paciente ingiere alimentos sólidos quedando estos en distintos niveles anatómicos del esófago. Generalmente son episodios transitorios que ceden con la ingesta de agua. Este síntoma se observa en las tres cuartas partes de los pacientes con reflujo gastroesofágico.
– Hemorragia: Es poco frecuente y se observa en cuadros graves, debido a erosiones y pequeñas ulceraciones de la mucosa esofágica.

TRATAMIENTO COMPLEMENTARIO.
HIGIÉNICO.
Evitar alimentos irritantes, alcohol,’ picantes, tabaco, fármacos, etc. Dieta blanda y fraccionada.
En caso de obesidad, se indica consulta con nutricipnista para control de peso.
SINTOMATOLÓGICO. Jugo de Aloe-durazno, 90 ml/día, fraccionados en 4 tomas. Comenzar con pequeñas cucharaditas de té para probar tolerancia e ir aumentando hasta llegar a la dosis indicada. Vitaminas A y E, 1 comprimido cada 12 horas.
Infusiones tibias o frías de Té de Aloe.

El aloe en todas las épocas de la vida

Lunes, 1 de abril de 2013

Viajó en el Apolo 11. En 1969 compartió la emoción del hombre que pisó la luna por primera vez. Formó parte del botíquín de la cápsula espacial: fue la base de un ungüento contra las quemaduras.
Fue seleccionada -entre otras- por la NASA como la planta que absorbe el 90% de la toxicidad que producen materiales como el PVC, fibra de vidrio, barniz, pintura, etc., y también las radiaciones que transmiten los ordenadores, la televisión y otros aparatos electrodomésticos.
Cicatrizó heridas de las víctimas del atentado contra un edificio federal de Oklahoma, en EE. UU., en 1995; médicos y especialmente los lasúmados, comprobaron las propiedades curativas de la planta.

Como le sucede a todos los grandes, la humanidad entera se disputa su origen y su edad.
Las arcillas de los sumerios describen en el siglo XVIII a. C. sus cualidades laxantes, y los papiros egipcios del siglo XVI a. C. contienen doce fórmulas con aloe para tratar enfermedades.
En el Antiguo Egipto, 5.000 años a. C, decoraba tumbas y monumentos de faraones. También en Asia: Mesopotamia, India, Malasia, Tibet, Sumatra y China. El resto de África reclama su parte del conocimiento: el Cabo de Buena Esperanza, Etiopía y Somalia.
Nosotros, los latinoamericanos, podemos demostrar que el aloe ya estaba aquí mucho antes de la conquista y que distintas culturas indígenas lo veneraban desde los siglos de los siglos…

“Lirio del desierto”, “planta milagrosa”, “curadora silenciosa”, “remedio armónico”, “hormona de las heridas”, “elixir de larga vida”, “planta de la inmortalidad”, “fuente de la eterna juventud”, “elixir de Jerusalem”…
Con distintos nombres, en distintas épocas, en diferentes culturas y en todos los continentes, el aloe siempre demostró sus amplias bondades curativas y nos sigue maravillando con sus sorprendentes cualidades…
Con una actitud amplia y humilde, la medicina podría haber confirmado científicamente, hace tiempo, lo que los antiguos ya sabían.
Lo bueno es doblemente bueno si sabemos cómo usarlo. Por eso, médicos y técnicos uruguayos elaboraron este manual que nos enseña a aplicar las maravillas de esta planta, compañera de viaje en la historia de la humanidad.

Historia del aloe vera

Sábado, 30 de marzo de 2013

No hace falca tener una gran sensibilidad para entender con qué amor, devoción y dolor los discípulos de Jesús untaron su cadáver con mirra y aloe. Según la Biblia fueron María y María Magdalena quienes compraron los ungüentos.
Un uso santo, bíblico, aun para los no creyentes.
El aloe es una planta sin üempo. En realidad no importa cuándo ni cómo se descubrieron sus propiedades.
Importan sus notables beneficios para la salud.
Su participación histórica, donde es un protagonista de primera línea.
Actuó sobre la belleza de Nefertiti (siglo XIV a. C), Cleopatra (60-30 a. C.) y las mujeres mayas.

Impulsó una invasión de Alejandro Magno. Aristóteles le aconsejó que la consiguiera como remedio para sus soldados en guerra permanente.
Participó del descubrimiento de América. Por decisión de Colón fue traída en la Santa María para evitar las pestes en sus carabelas.
En el siglo XVI, combado la peste bubónica o peste negra gracias a una fórmula inventada por el Dr. Michelle de Nostre-Dame -Nostradamus—, quien perdió a toda su familia por esta terrible enfermedad, sin cura en esa época. Hace pocos años, esa misma fórmula se reprodujo en el laboratorio del Instituto Pasteur de París. En el Centro de Investigación de Enfermedades Bacteriológicas se conserva la cepa que provoca la peste negra. Mezclaron esta cepa con el supuesto medicamento y comprobaron que combatía la plaga eficazmente, tal como había asegurado Nostradamus.
Ayudó a Mahatma Gandhi a sostenerse durante sus prolongados ayunos, según sus propias palabras.

El aloe vera para el acne

Jueves, 8 de diciembre de 2011

El aloe vera es astringente, de manera que debe combinarse con productos humectantes, para que no se seque la piel. Sólo es bueno usar gel puro en las pieles grasas. El aloe también es indicado para el tratamiento del acne, pues contrarrestra la infección, estimula los tejidos y cura sin dejar cicatrices. Para que la acción de las sustancias activas de las plantas sea eficaz hay que seguir el tratamiento al menos durante seis meses.
Las plantas y flores secas se almacenan en lugares frescos y oscuros y en tarros o potes perfectamente cerrados.