Archivo de la categoría ‘amapola’

Planta amapola

Lunes, 13 de junio de 2011

Planta anual de raíz delgada y fibrosa, flores rojas y grandes sostenidas por largos pedúnculos. La corola tiene solo cuatro pétalos, a veces manchado de negro en las uñas. Se cultiva enjardines como planta de adorno, pero también crece en los sembrados de trigo, al lado de las vías del ferrocarril o en los terraplenes. Se usan los pétalos en una infusión de acuerdo a las siguientes proporciones: medio litro de agua y tres gramos de flores secas o seis de flores frescas. Se endulza con miel y se toma una taza bien caliente cuatro veces por día, o cada media hora para efectos más enérgicos.

Esta infusión es antifebrífuga, expectorante y tranquilizante; se utiliza para catarros pulmonares, tos convulsa y anginas. También calma irritaciones intestinales. También con fines calmantes se puede hacer una infusión de hojas de amapola a razón de 10 gramos de hojas por litro de agua. Se deja enfriar y se endulza con miel. Si hacemos una infusión de semillas secas o frescas, en la misma proporción de la infusión de pétalos, se obtiene un té de efectos somníferos más pronunciados.

Prepare una infusión de amapola

Miércoles, 29 de diciembre de 2010

Ingredientes: 1 cdita de pétalos de amapola, 1 taza de agua. Preparación y dosis: echar los pétalos de amapola en la taza de agua hirviendo y dejar reposar durante cinco minutos. Filtrar con cuidado y añadir miel. Las flores de amapola se utilizan también para combatir los accesos de tos en los niños y ancianos. Por más información visite Plantas medicinales.

Flor de Amapola

Lunes, 23 de noviembre de 2009

Los frutos o cabezas, privados de las semillas, tienen las mismas aplicaciones. La infusión (5 g en 250 g de agua) se recomienda contra los catarros, toses, resfriados, la tos ferina, así como para combatir el insomnio de los niños, de las personas delicadas. Téngase cuidado, cuando se trata de niños, de administrar solamente preparados a base de amapolas, sin confundirlas con las adormideras, que contienen opio que es un veneno no soportable, en ninguna dosis, por los niños.

Amapola

Domingo, 22 de noviembre de 2009

Propiedades curativas. Las flores frescas, pero más especialmente las secas (recolectadas en la época de la floración y desecadas, rápidamente, en capas delgadas, sobre papel o tela, al sol), tienen numerosas aplicaciones a causa de sus propiedades emolientes, expectorantes, narcóticas, calmantes de la tos.