Archivo de la categoría ‘arandanos’

Propiedades del arándano para las infecciones de vejiga

Domingo, 24 de junio de 2012

Propiedades del arándano.
El zumo de arándanos es un popular tratamiento frente a las infecciones de vejiga. Una investigación de la Harvard Medical School comprobó lo acertado de esta costumbre con 1 53 mujeres de edad madura. La mitad tomó un litro de zumo al día y vio reducido el riesgo de desarrollo de las bacterias causantes de infecciones urinarias en un 40 por ciento frente al resto del grupo. El secreto del éxito está en dos componentes identificados en 1989 que bloquean la capacidad de las bacterias para atacar la superficie de las células de la vejiga.

Propiedades arandano y consejos

Jueves, 13 de octubre de 2011

Propiedades arandano: no es recomendable el consumo de arándano a largo plazo con fines medicinales. Esto se debe a que las hojas, mientras reducen la cantidad de glucosa en la sangre, interfieren con un proceso normal del hígado. Si prefiere utilizar la tintura de arándano (en lugar de la hierba seca o los frutos la cantidad recomendada es de 1 o 2 mililitros, dos veces por día. No obstante, los frutos pueden consumirse a razón de 60 gramos diarios.

Los frutos de arándano son utilizados en gastronomía en países de Europa. No sólo se aprovechan para la elaboración de dulces y ¡aleas, sino en tortas y otros productos de repostería. Los arandanos están recomendados en el tratamiento de diversos trastornos oculares. En este sentido, resultan eficaces contra inflamaciones de la retina y como apoyo en casos de miopía. Por más información visite Plantas medicinales.

Jugo de arandanos como antibiótico

Viernes, 22 de octubre de 2010

el jugo, es necesario consumir medio litro de agua mineral cada media hora, aplicar calor sobre el abdomen y tomar un par de baños de inmersión calientes con el mismo fin. Se debe tener en cuenta que los arandanos son un antibiótico suave y que en caso de tener fiebre, náuseas, orina con sangre, o si las molestias persisten por más de 48 horas, hay que consultar al médico en forma inmediata.

Cuando se quiera aumentar las defensas del organismo, es muy bueno recurrir a la equinacea o el astragalus. La primera es una hierba oriunda de América del Norte que ha demostrado ser un antiviral poderoso, además de un buen estimulante de las defensas. Por esto mismo, se la usa especialmente para prevenir procesos infecciosos cuando alguien es muy propenso a contraer catarros y gripes, o si se ha comprobado que tiene bajas las defensas. Una de las afecciones de la piel más comunes es el acné. Por más información visite Plantas medicinales.

Jugo Arandano

Miércoles, 24 de marzo de 2010

La tintura que cuanto más vieja es mejor, se prepara así: 100 g de bayas se ponen a macerar en un litro de alcohol, durante 10-15 días, al sol, en un recipiente cerrado; 20-25 gotas con azúcar antes de las comidas, en las enteritis agudas y en la atonía intestinal. Así como pincelaciones de las aftas de la boca y de las encías.  Las bayas del arándano rojo tienen las mismas propiedades y muchas asi como la planta de aloe; se aplican en las fiebres intermitentes y catarrosas, como diurético y tónico digestivo. Las hojas se aplican en las enfermedades de la vejiga y del aparato urinario. Machacando las bayas y poniéndolas en agua azucarada se obtiene una exquisita bebida azucarada.

Arandano Propiedades

Martes, 23 de marzo de 2010

Propiedades curativas. Las bayas son astringentes, refrescantes, antisépticas, contienen muchos ácidos vegetales. La decocción (70 g de bayas en 1 litro de agua) administrada a vasos (4-5 al día) es excelente en la diarrea, especialmente infantil, en el funcionamiento deficiente del intestino, ciertos estreñimientos pertinaces como en los estados de intoxicación con disentería. Indicada, asimismo, para lavajes de los ojos enrojecidos e irritados, para emplastos astringentes de suma utilidad en el tratamiento de los eccemas y las hemorroides; como colutorio y gargarismos en las inflamaciones de la boca y garganta.

Arandanos

Lunes, 22 de marzo de 2010

Frecuente en los bosques de terrenos silíceos, en las montañas de la parte Norte de la Península Ibérica, a partir de los 700 m, conocida por sus bayas acídulas de color negro violáceo.