Archivo de la categoría ‘El Apio’

Uso y propiedades del apio

Viernes, 21 de diciembre de 2012

Estimula la digestión, en forma de té y es un diurético suave y poderoso. Puede ser usado en ensaladas o como acompañamiento para algunos platos más elaborados. Además es una delicia cuando es
degustado crudo en trozos (como un bocadillo antes de las comidas). Por ello si su problema es el ácido úrico, úselo en forma de jugo, para que prevenga y haga un tratamiento contra el reumatismo. Receta diurética saludable: Use la raíz rallada, poniendo dos cucharadas soperas en medio litro de agua al fuego y deje hervir por cinco minutos. Cuele y beba una taza en ayunas y nuevamente durante la noche al acostarse. La mejoría será notable.

Para la presión alta

Martes, 18 de septiembre de 2012

Consumir una porción de apio al día, distribuida en las discintas comidas. El apio limpia la sangre, reduce el nivel de colesterol y es muy eficaz para disminuir la hipertensión.
También es recomendable incluir un diente de ajo en nuestra dieta diaria ya que el ajo tiene efectos vasodilatadores y ayuda a bajar los niveles de glucosa y colesterol en la sangre, lo que mejora notoriamente las cifras de la presión arterial.

Beneficio del apio para moderar la presión arterial

Domingo, 10 de junio de 2012

Beneficio del apio.
Triscante y de fresco sabor, el apio es una de las verduras favoritas de quienes cuidan con sumo tiento el consumo de calorías. Pero no sólo actúa en ayuda del peso. Uno de los componentes encontrados en los tallos de apio, el 3 nbutil ftalido, además de proporcionar su aroma, se encarga del buen estado de la presión arterial, reduciendo en la sangre la concentración de hormonas del estrés causantes del estrechamiento y contracción de los vasos sanguíneos. Se sabe también, por diversas investigaciones, que el consumo de cuatro tallos de apio al día rebaja en un 14 por ciento los niveles de colesterol.

El apio compra y conservación

Miércoles, 28 de diciembre de 2011

A la hora de adquirirlo, lo ideal es el apio fresco, sin recortar y de cultivo biológico. Es importante examinarlos como a un melón, para conseguir un ejemplar denso y firme. Es preferible el apio que presenta un intenso color verde, ya que estos son los más aromáticos y ricos en vitamina C y ácido fólico. Sin embargo, los tallos de apio para comer en crudo, deben elegirse cortos, de color amarillo pálido, firmes y carnosos. Para saber si un apio está fresco es necesario cortar un poco su tronco, que debe estar tierno y húmedo. El apio debe consumirse poco tiempo después de ser adquirido, ya que se estropea con facilidad.

Por eso es preferible no comprar más de la cuenta. La mejor manera de conservarlo es en la heladera, envuelto en un paño húmedo, de este modo no se seca ni perfuma a los demás alimentos. También puede guardarse en bolsitas de nylon, durante no más de una semana. El apio puede congelarse después de haberlo lavado y cortado en trocitos, sumergiéndolo previamente en agua durante cinco minutos. Otra posibilidad es triturarlo y repartirlo en recipientes herméticos para usarlo en sofritos. Por más información visite Plantas medicinales.

Propiedades del apio el gran amigo de la salud

Lunes, 26 de diciembre de 2011

Propiedades del apio: se encuentra entre los vegetales más sanos ya que facilita la digestión, tonifica el sistema nervioso y ayuda a depurar el organismo, entre otras virtudes. El apio que se cultiva en les que, como las zanaho-huertos es una planta con rias o el perejil, pertenece a notorias virtudes medicina la familia de las umbelíferas. Considerado sagrado por egipcios y griegos y portador de buenos augurios para los árabes, en Grecia las tumbas se adornaban con guirnaldas de apio, así como los edificios públicos y religiosos durante las festividades más solemnes. También era costumbre atar con una corona de apio la frente de los atletas vencedores y la de los poetas.

Beneficios del apio

Domingo, 26 de junio de 2011

Beneficios del apio: esta planta alcanza hasta sesenta centímetros de altura. Tallo muy ramoso, carnoso, hueco, lampiño y con profundas estrías. Hojas largas y hendidas. Flores muy pequeñas y blancas. El apio tiene una acción eficaz en enfermedades de hígado y ríñones (tiene acción diurética) y muy aperitivo. El apio se puede consumir crudo, en ensaladas, o cocido, en sopas y guisos. También se puede usar en forma de cocimiento a razón de 30 a 40 gramos de apio por litro de agua, la parte más carnosa. Dosis recomendada tres o cuatro tazas al día. También se puede consumir en forma de jarabe. La receta es muy sencilla.

El apio limpia y da esplendor

Martes, 30 de noviembre de 2010

De elevadas propiedades diuréticas, su efecto limpiador se deriva del incremento de líquidos que favorecen la prevención de la litiasis o formación de cálculos, especialmente en aquellas personas con antecedentes de cálculos o que toman fármacos que favorecen su formación. Al diluir y alcalinizar la orina, aumenta la solubilidad del ácido úrico e impide el depósito de sus cristales en las articulaciones.

Todo ello contribuye a mantene la normal función de los ríñones y a la excreción de desechos. También es una fuente importante de potasio y ayuda a prevenir los dolores articula res provocados por la gota debido a su potencial antiinflamatorio. En algunos casos, incluso beber el agua con la que se cuece el apio o tés que se realizan con semillas de este alimento puede ser muy beneficioso. Por más información visite Plantas medicinales.