Archivo de la categoría ‘La Jojoba’

Usos para el aceite de jojoba

Viernes, 29 de octubre de 2010

En la composición del aceite de jojoba hay un 96% de ceramidas, lo que hace que resulte extremadamente estable al calor y a la oxidación, conservándose perfectamente con el paso del tiempo y manteniendo íntegras sus propiedades. Las ceramidas son sustancias que recubren las células de la epidermis regulando su hidratación. Las ceramidas del aceite de jojoba son muy similares a las de la piel y actúan allí donde se necesitan, ejerciendo una profunda hidratación y reestructurando el equilibrio graso de la piel.

En su composición también encontramos vitamina E, la cual elimina los radicales libres de la piel que son responsables del envejecimiento prematuro. Otro de sus componentes es el ácido linoléico, el cual actúa regenerando las células de la piel. El aceite de jojoba tiene la capacidad de disolver el sebum, una especie de cera que se deposita en los folículos pilosos y que es causante de la caspa y la seborrea del cabello. En ese sentido el aceite de jojoba penetra y disuelve los depósitos siendo importante para la regulación de la secreción sebácea de la piel y del cabello. Por más información visite Plantas medicinales.

La jojoba es esencial para la piel

Martes, 19 de octubre de 2010

En la composición de un aceite cosmético se pueden encontrar grasas o aceites de origen mineral, animal o vegetal en diferentes proporciones. La inmensa mayoría llevan más contenido en grasa minerales que en aceites vegetales. Estos últimos se incluyen a veces en proporciones simbólicas como reclamo del cosmético. Muchos aceites se elaboran con grasas minerales, como las vaselinas que forman sobre la piel una película aislante, no se enrancian y además tienen un bajo costo. Estas grasas saturadas que proceden del petróleo, no son afines al sebo humano. Por su acción oclusiva, forman una barrera que disminuye el drenaje de toxinas a través de la piel, alterando la respiración, la termoregulación y la flora residente de la epidermis.

También encontramos en la jojoba otros aditivos como emolientes sinéticos, perfumes y conservantes. Tanto los aditivos químicos cono las malas grasas pueden ser introducidos en la piel si los mezclamos con aceites esenciales, puesto que estas sustancias aromáticas penetran más fácilmente a través de ella y actúan de vehículo. Estas formulaciones son comedogénicas y tienden a desencadenar determinadas dermatitis y alergias. Los aceites vegetales son extraídos por presión en frío (único procedimiento por el que los aceites mantienen intactos todos sus constituyentes y propiedades), de los frutos y semillas de diversas plantas oleaginosas. Estos aceites naturales, llamados insaturados, son materia de gran poder emoliente y rápida absorción, con propiedades derniatológicas comprobadas. Por más información visite Jardines.

Características del aceite de jojoba

Lunes, 18 de octubre de 2010

Son muchas las características particulares de esta planta. En primer lugar, existen ejemplares macho y hembra, y en un puñado de semillas la distribución es aleatoria. Demora cinco años y se está efectuando la clonación de plantas, colocando una detenninada cantidad de plantas hembras por cada planta macho. La importancia del cultivo de esta planta reside en que, por sus propiedades, es muy similar al aceite de ballena, especie en grave riesgo de extinción. La cera de ballena puede sustituir al aceite de jojoba y, afortunadamente, ya lo está reemplazando con éxito en muchas partes del mundo. Los beneficios que su uso tendrá en la protección de las ballenas son más que elocuentes: una hectárea de jojoba equivale a treinta ballenas.

Se sabe desde hace tiempo que la torta residual de las semillas, es decir, el residuo de las semillas utilizadas para la extracción de la cera líquida, posee muy buena cantidad de proteínas. A partir de esto, se comenzó a utilizar para la alimentación de ganado. Sin embargo, las proteínas estaban acompañadas de factores anti nutricionales, ya que se hicieron pruebas con ratas, conejos y vacas y el resultado fue que estos animales perdieron el apetito y hasta en ocasiones llegaron a morir. En la Argentina, la torta residual se deshecha. Sin embargo, existen indicios que indican que la jojoba argentina es distinta a la producida en Estados Unidos y México, por lo que se piensan realizar estudios entre la Facultad de Ciencias Químicas y distintas instituciones relacionadas con este arbusto.

La jojoba para la piel

Domingo, 17 de octubre de 2010

Nutritivo para la piel y de fácil absorción, el aceite de jojoba es ideal para tratamientos dermatológicos. Oriundo de los desiertos de México y California, su uso comienza a extenderse por todo el mundo. La jojoba es un arbusto siempre verde que puede llegar a los 2,20 m de altura, y es originario de los desiertos de California y México. Sus frutos contienen una cera extraible por presión que se denomina aceite de jojoba y era utilizado antiguamente por los indios americanos como alimento y medicina, especialmente como protector de la piel contra las fuertes radiaciones solares del desierto.

Su progresiva domesticación ha permitido cultivarla en otras zonas desérticas hasta hoy totalmente marginadas. En la actualidad, existen plantaciones en el sur de Catamarca y el norte de La Rioja, provincia cuyo microclima ha probado ser muy favorable para cultivo de la Jojoba, obteniéndose entre los más altos rendimientos conocidos en el mundo. La Rioja es el único lugar en el que se elabora jojoba y se exporta casi en su totalidad, en su gran mayoría a Francia, Alemania, Corea y Japón.