Archivo de la categoría ‘La Tila’

La tila y su efecto calmante

Viernes, 8 de octubre de 2010

Conocida por su efecto sedante, la flor del tilo posee también propiedades diuréticas y aplicada externamente es útil para prevenir problemas de piel. Con una altura que puede llegar hasta los 30 o 40 metros, el tilo es un árbol imponente, de grandes hojas en forma de corazón y flores de aroma suave. Vive exclusivamente en las regiones templadas y subtropicales del hemisferio norte, en zonas montañosas y húmedas, y no forma bosques, sino que crece junto a otros árboles. Hoy es habitual encontrar este árbol formando parte del paisaje urbano de muchas capitales europeas. Así ocurre en Berlín, donde la presencia de numerosos tilos da sombra y nombre a la avenida Unter den Linden (Bajo los Tilos) y marca el camino hasta la Puerta de Brandemburgo.

La apreciada flor del tilo, la tila, aparece durante los meses de junio y julio. Es entonces también cuando se lleva a cabo su recolección. Según la tradición hay que subirse al árbol para recoger la flor, y ésta debe cortarse por la bráctea o lengüeta pálida que protege la inflorescencia. Una vez recolectadas, las flores del tilo deben secarse rápidamente y a la sombra. Para conservar al máximo sus cualidades se recomienda guardarlas bien protegidas de la humedad y de la luz. No es aconsejable guardarlas más de un año tras la recolección. Por más información visite Plantas medicinales.