Archivo de la categoría ‘lista plantas medicinales’

Ranunculaceas

Martes, 24 de noviembre de 2009

Planta perenne herbácea, sin tallo, velluda, de hojas escasas; la flor, única, de color violeta, cuelga aun antes de abrirse, está unida a un fuste flexible, redondo, provisto de pelos grisáceos. En estado fresco es una planta venenosa; desecada, pierde sus propiedades tóxicas. Se usan en estado fresco las hojas y las flores recolectadas en el momento de la floración; contienen un jugo acre y cáustico. La planta tiene propiedades vesicantes, febrífugas, sudoríficas, antiespasmódicas, eméticas, expectorantes.

ALBERCHIGO

Jueves, 5 de noviembre de 2009

Pequeño árbol originario de Persia, cultivado ampliamente por sus frutos.
Propiedades curativas. Las hojas y las flores son diuréticas y purgantes. Frotadas, desprenden un olor de almendras amargas a causa del ácido cianhídrico que contienen y que es un veneno violentísimo. Para su uso es imprescindible la prescripción del médico.

Escaramujos

Jueves, 29 de octubre de 2009

 

 

Conserva de rosa silvestre: 15 g de pétalos de rosas encarnadas pulverizados, 15 g de agua de rosas, 100 g de azúcar en polvo y 7 g de glicerina. Diluir bien el polvo de rosas en el agua, añadir la glicerina y el azúcar. Dosis: (5-20 g) dos o tres veces al día. Jarabe de rosas: 50 g de pétalos secos, 750 g de agua hirviente, 1400 g de azúcar. Es un laxante infantil. Infusión de rosas: 25 g de pétalos, 100 g de agua.

Escaramujo

Martes, 27 de octubre de 2009

 

 

 

Es la rosa silvestre conocida por todos. Se recolectan sus flores antes de que se abran completamente y se las hace secar con la máxima rapidez. La infusión de los pétalos (15 g en 1 litro de agua), al que se ha añadido un poco de sen y de azúcar, es un buen purgante. La infusión de los frutos actúa bien en las litiasis renales y vesicales, las arenillas de la orina, el dolor de rifiones.

Enebro hoja

Domingo, 25 de octubre de 2009

 

 

 

Un vasito media hora antes de las comidas. La decocción de la madera cortada: 125 g en 1500 g de agua, reducido a 1000. Añadir a continuación 125 g de vino blanco. Se toman 150-200 g al día, en tres veces, caliente; es un excelente sudorífico. Estimulantes y

digestivas lo son, asimismo, las bayas masticadas lentamente durante el día (unas 20).Abstenerse de superar las dosis indicadas y de hacer uso prolongado de ¡os preparados; podría sobrevenir una congestión renal con fatales complicaciones. Usar ¡a planta bajo prescripción médica.

Eléboro

Sábado, 24 de octubre de 2009

Propiedades curativas. El rizoma es un enérgico purgante y car-diotónico. No se debe usar sin prescripción médica, porque la planta es venenosa.

Eleboro

Viernes, 23 de octubre de 2009

Es una planta venenosa llamada asimismo pie de diablo y eléboro negro. Crece espontáneamente en los lugares boscosos y entre las ruinas, pero también se la cultiva por la belleza de sus flores. Floración: de diciembre a mayo. No tiene tallo. Las flores son solitarias, blanco-verdosas. Las hojas, dentadas, tienen un pedúnculo largo y presentan cinco divisiones como los dedos de una mano abierta.

Damasco

Viernes, 16 de octubre de 2009

El jarabe es útil, y a la par, agradable. El emplasto de hojas secas se aplica, con éxito, en el abdomen, contra las lombrices de los niños, así como sobre las partes afectadas de ulceraciones, erupciones herpéticas, dolores locales. Como ya se ha dicho, las hojas, flores y almendras del albérchigo deben ser usadas con gran prudencia, sin exceder nunca la cantidad, puesto que contienen ácido cianhídrico que puede causar intoxicaciones mortales.

De damasco

Miércoles, 14 de octubre de 2009

¡Atención! También contiene ácido cianhídrico la almendra encerrada en la cascara. Comida o empleada en grandes cantidades para fabricar dulces puede causar —como en el caso de las almendras amargas – envenenamientos y muerte. La infusión de flores y hojas (15-25 g frescas, o 10-12 g secas) en medio litro de agua es diurética y, por lo tanto, utilizable en las enfermedades de las vías urinarias; muy indicado en la terapia infantil.

Ajenjo

Sábado, 3 de octubre de 2009

Se conoce también con los nombres de “ajenjo mayor”, “hierba santa”, “hierba de las lombrices”. Es una planta herbácea perenne que vegeta por doquier en los terrenos roquizos, áridos, secos. Tiene un tallo grueso de 70 a 100 cm de altura, con hojas revestidas de un vello fijo en la base, cabezuelas numerosas amarillas, arracimadas, que florecen de julio a septiembre. Su recolección tiene lugar así que se inicia la floración. La de las hojas antes de la floración. Toda la planta ofrece un sabor áspero, incluso después de desecada. No se debe hacer uso de ella sin prescripción médica.