Archivo de la categoría ‘Plantas calmantes’

Plantas y hierbas medicinales para el estado de ánimo

Lunes, 7 de mayo de 2012

Plantas y hierbas medicinales: una excelente forma de aprovechar los efectos terapéuticos de las plantas es a través de sus aceites esenciales. Sus vapores, al ser inhalados, actúan de manera sutil sobre los centros rectores de las emociones. ¿Por qué una determinada fragancia puede despertar reacciones emocionales? La respuesta es muy sencilla: porque la región del cerebro que controla las emociones es la misma que registra los olores. Esto explica por qué un simple aroma es capaz de hacer que recordemos una situación y que se reproduzca en nosotros un estado anímico similar al que experimentamos en otras ocasiones. Mediante esta conexión, las esencias son capaces de activar las defensas del organismo y combatir la debilidad, el agotamiento, el insomnio y el desequilibrio nervioso.

Hierbas y plantas para mejorar el ánimo

Sábado, 5 de mayo de 2012

Hierbas y plantas: la depresión es uno de los males más difundidos de nuestro tiempo. Los factores que pueden desencadenarla son muchos y de divena índole, pero lo cierto es que cada vez más personas caen en esta enfermedad. Los adelantos de la psicología y de la medicina en general han permitido detectar y controlar cada vez más temprano los cuadros de depresión, y en muchas ocasiones el enfermo puede recuperarse completamente y retomar sus actividades y ritmo de vida habitual.

La yerba del sapo utiliza las hojas y la raíz

Jueves, 5 de abril de 2012

La yerba del sapo: el proceso comienza con la selección de la planta; a partir de tenerla, se puede utilizar de diferentes formas: en su estado natural, la parte aérea de la yerba del sapo se pulveriza y se cuece en agua (una cucharada por cada taza de agua), es decir, se prepara en infusión, la cual se suministra de acuerdo con el padecimiento. Otra forma es por extracción. Este método se realiza en laboratorios especializados. De la maceración en alcohol que se hace con la planta (sin dejar que hierva, para que no pierda sus principios activos) se obtiene el extracto, que es envasado sin ninguna otra sustancia. La dosificación varía con cada paciente; a manera de prevención se pueden tomar 10 gotas al día, disueltas en agua. Para regular o bajar los niveles de colesterol, se toman 20 gotas disueltas en agua, al día, y en los casos de cálculos biliares o renales, la dosis aumenta a 15 gotas, tres veces al día. De cualquier forma, es recomendable consultar a un médico que conozca el uso medicinal de esta planta, ya sea en su estado natural o como extracto.

Yerba del Sapo para la cultura otomí

Martes, 3 de abril de 2012

En la cultura otomí esta planta, parecida al perejil chino, se utiliza para “el mal de piedra” que son los cálculos biliares. Como éstos se componen de colesterol, empezaron a estudiarla. La primera etapa fue probarla en ratas de laboratorio. Luego la modificaron genéticamente, mediante cruzas, para volverla más efectiva. Finalmente, en 1994, decidieron ensayar su eficacia en seres humanos. Actualmente tienen un protocolo de 8 mil casos, con resultados espectaculares, en su mayoría. La yerba del sapo demostró que no sólo disminuye el colesterol y los triglicéridos, sino que también es auxiliar en el tratamiento de la diabetes, los cálculos biliares y renales, la arteriosclerosis y otras enfermedades crónico-degenerativas.

Yerba del Sapo para combatir el colesterol

Domingo, 1 de abril de 2012

A finales de la década del 70, lasautoridades de la Universidad Autónoma de Chapingo (UACh), México, explicaron a sus investigadores que tendrían que buscar la manera de financiar sus estudios, debido a los recortes presupuéstales a los que fue sometida esa institución. Ante esa situación, el Programa de Plantas Medicinales del Departamento de Fitotecnia decidió crear una pequeña empresa para comercializar hierbas y desarrolló una serie de tisanas para las enfermedades con mayor incidencia.

No podían abandonar sus trabajos. Desde los años 60 estaban abocados a la búsqueda de plantas que disminuyeran el colesterol y las investigaciones se encontraban muy avanzadas. A lo largo de esos años registraron 156 hierbas que las comunidades utilizaban para los problemas circulatorios. En el semiárido municipio de Doctor Mora, Guanajuato, descubrieron la yerba del sapo -así la nombran los indígenas-, cuyo nombre científico es Eryngium heterophyllum.

Eufrasia para la alergia

Viernes, 30 de marzo de 2012

Las personas que responden bien a este remedio son habitualmente taciturnas, indolentes, melancólicas y con tendencia a la ensoñación.

Nombre común: eufrasia.
Origen: oriunda de Europa, ahora también se encuentra en Asia y América del Norte.

Antecedentes: esta hierba se ha usado desde la Edad Media para tratar las torceduras e inflamaciones. Los herboristas modernos la usan para las infecciones y afecciones alérgicas de los ojos, el oido medio, los senos y las vías nasales.

Preparación: toda la planta en flor y fresca, incluida la raíz, se trocea y se
macera en alcohol.

Aplicaciones:
La Euphrasia tiene una afinidad clásica con los ojos. Los síntomas físicos comunes incluyen irritación en los ojos, con dolor cortante, ardiente y presionante, y mucosidad pegajosa. Suele existir una elevada sensibilidad a la luz, con párpados ardorosos e hinchados y parpadeo frecuente. Los ojos tienden a lagrimear con abundancia, un síntoma que se ve intensificado por el aire libre, al acostarse o al toser. El remedio se usa principalmente para alergias o infecciones que afectan a los ojos y la nariz, como resfríos, fiebre del heno o conjuntivitis. También se puede aplicar si los síntomas oculares aparecen después de sufrir una herida.

Los síntomas mejoran: con el aire libre, al parpadear y al frotarse los ojos.

Los síntomas empeoran: con calor, aire, luz. solar y al permanecer en espacios interiores.

Euforbia resinosa

Miércoles, 28 de marzo de 2012

Un síntoma clave relacionado con este remedio es el dolor ardiente en los huesos, como si sobre ellos hubiera carbones encendidos. Las extremidades se notan débiles y dislocadas, con dolores agudos de calambres y debilidad en las articulaciones.

Antecedentes: en los tiempos clásicos, la euforbia resinosa se usó como purgante, hasta que se reconoció el peligro de envenenamiento debido a una sobredosis, lo que condujo a su abandono. En Europa, su savia lechosa e irritante se usó para quemar las verrugas hasta el siglo XlX.

Aplicaciones: Otro problema clásico tratado con este remedio es el prurito, ardor en la piel, posiblemente con verrugas, úlceras que curan con lentitud o formación de ampollas amarillentas. Estos síntomas pueden deberse a erisipelas (una infección bacteriana) en la cara.

Asafoetida para los nervios

Lunes, 26 de marzo de 2012

Asafoetida: Las personas que mejor responden a este remedio tienden a ser bastante nerviosas, histéricas, hipersensibles e hipocondríacas.

Antecedentes: en el siglo VII a de C el Charaka Samhita, un libro de medicina ayurvédica, propugnó esta planta maloliente para el abotagamiento y la flatulencia, para lo que todavía se usa en la India y el Oriente próximo.

Aplicaciones: El estado nervioso de las personas que necesitan este remedio, se extiende a los síntomas físicos, que generalmente se concentran en trastornos digestivos y contracciones nerviosas. El estómago se siente como si presionara hacia arriba, de modo que todo parece a punto de brotar por la boca, o se tiene la sensación de que hay un bulto en el estómago que se eleva hacia la garganta.

Angostura para trastornos del sistema nervioso

Sábado, 24 de marzo de 2012

La Angostura es adecuada para personas tímidas y débiles o excesivamente sensibles, susceptibles y llenas de amargura. A menudo se sienten muy inquietas por la noche, se despiertan sin motivo y ya no pueden quedarse dormidas de nuevo. Sus sueños son vividos, ansiosos y perturbadores, y es gusta tomar café.

Antecedentes: la corteza amarga de este árbol fue usada por los nativos americanos como un tónico, así como para atontar a los peces y aumentar la pesca. Llevada a Europa en 1759, fue utilizada en un principio en aperitivos aromáticos.

Aplicaciones: El remedio se receta habitualmente para las afecciones reumáticas y trastornos del sistema nervioso, especialmente los que afectan a los nervios de la columna vertebral o causan parálisis. Los síntomas incluyen tensión y rigidez en los músculos y articulaciones, que los hace sentir inflamados y amoratados. Se pueden tener dolores desgarradores en los huesos que provocan dificultades para caminar. Los tejidos pueden descomponerse debido a úlceras dolorosas que penetran en la médula y causan la descomposición de los huesos, sobre lodo de los más largos del cuerpo.

Los síntomas mejoran: al aplicar dedos fríos o compresas frías a la zona afectada, al sentarse y con el descanso.

Esponja comun para enfermedades cardíacas

Jueves, 22 de marzo de 2012

La Spongia es apropiada para los que experimentan un notable temor a una enfermedad cardíaca o a la muerte, sobre todo por ahogamiento. Pueden sentirse incómodos con la ropa.

Nombre común: esponja comun.

Origen: se recoge tradicionalmente en las agua del Mediterráneo, cerca de Siria y Grecia.

Antecedentes: se cree que la esponja asada se usó por primera vez como remedio en el siglo XIII. por parte del alquimista Amaldo de Vilanova. como tratamiento para la gota.

Preparación: la esponja se limpia de arena y luego se tuesta en un tambor de metal antes de convenirla en polvo y triturarla.

Aplicaciones: este remedio se concentra mucho en el corazón. Los síntomas físicos tratados incluyen palpitaciones y una sensación de incomodidad en la zona del corazón. Puede haber congestión, con sensación de que la sangre se precipita hacia el pecho y la cara. El temor a ahogarse y la sensación de que el corazón está siendo obligado a elevarse en el pecho, puede interrumpir el sueño después de la medianoche. May un gran agotamiento, y el cuerpo se siente pesado, hasta el punto que el más ligero esfuerzo causa una completa postración. La Spongia también se receta para las infecciones de las vías respiratorias superiores que tienden a instalarse en la laringe, con una tos seca, llueca, como de perro. Se experimenta una sensación de sequedad en las membranas mucosas, así como inflamación, dilatación y endurecimiento de las glándulas, especialmente la tiroides. Puede parecer que haya un tapón en la laringe, que se siente muy sensible al tacto. Habitualmente, el dolor en la laringe empeora al tragar, cantar o hablar.

Los síntomas mejoran: al acostarse con la cabeza más baja, al inclinarse hacia adelante, al comer pequeñas cantidades, y con les alimentos y las bebidas frías.

Los síntomas empeoran: con vientos secos y fríos, y al despertar.