Entradas con la etiqueta ‘cataplasma de arcilla’

Como aplicar el Cataplasma

Miércoles, 4 de agosto de 2010

Son pastas espesas y húmedas que se aplican sobre las zonas afectadas del cuerpo. El cataplasma se pueden aplicar frías o calientes y sus componentes son muy variados. Las cataplasmas producen un aflujo de sangre en la zona de su aplicación, calmando dolores, descongestionando partes inflamadas, ayudando a pronta cicatrización de heridas o actuando como emoliente ablandando granos y abscesos o durezas cutáneas (durezas de piel, callos, etc.).

Algunas cataplasmas se colocan directamente sobre la piel y otras (las que llevan como componente harinas o papillas) deben ser aplicadas primero sobre una muselina o paño limpio y después colocadas sobre la zona afectada. En ambos casos, las cataplasmas se deben mantener en su lugar, mediante vendajes adecuados.