Entradas con la etiqueta ‘informacion sobre plantas medicinales’

Planta canela como ingrediente culinario

Martes, 11 de octubre de 2011

Planta canela: la corteza del árbol de la canela constituye un ingrediente culinario popular y muy apreciado en todo el mundo. El sabor aromático y dulzón de la canela la convierten en una especie muy buscada en repostería.

Instrumentos para la elaboración de hiervas medicinales

Jueves, 22 de julio de 2010

Si usted utiliza hiervas medicinales frescas, se recomienda utilizarlas trozadas. En ese caso, una simple tabla de cocina y un cuchillo de picar carne le servirán perfectamente. Este mismo consejo es válido para el caso de raíces secas, que también pueden ser contundidas o machacadas ligeramente en un mortero, sin llegar con ello a molerlas. En el caso de hojas, flores o tallos tiernos que hayan sido previamente secados, es recomendable reducirlos a polvo antes de su uso.

Para esta operación es imprescindible un mortero, que debe ser preferentemente de porcelana, madera o vidrio (evite, en la medida de lo posible, el uso de mortero de metal, ya que algunas especies vegetales contienen alimentos que pueden reaccionar con éste, formando algunas sales que, sin ser necesariamente nocivas, pueden alterar los preparados o anular el efecto buscado).

EUFRASIA

Martes, 7 de octubre de 2008

Luminaria – Hierba de los miopes
(EUPHRASIA OFFIGINALIS)
Era uno de los remedios predilectos del Abate Kneipp.
Crece con preferencia en los terrenos áridos e incultos, y se identifica por sus hojas sumamente dentadas, así como por sus flores, que son blancas con una mancha amarilla y un ligero tinte rosado.
Recolección: Durante la floración.
Parte empleada: Hojas y flores (4).
Propiedades: Es planta de uso externo.
Indicaciones: Conjuntivitis; dolor y enrojecimiento de los ojos; lagrimeo (1).
Uso: Al interior, diez gotas de tintura. Dos veces al día.
Al exterior, en cocimiento, con el cual se bañan los ojos (2) o se aplican sobre los mismos compresas empapadas en él (3). Los baños pueden practicarse con una ba-ñerita especial por medio de un trocito de algodón que se moja y se escurre poco a poco sobre los ojos (2).